Gestión de Proyectos

Cómo Ejecutar Proyectos de Internet de las Cosas (IoT)

Industria 4.0

Internet de las Cosas (IoT)

Actualmente nos encontramos en la Revolución 4.0 o en la Industria 4.0, la cual se caracteriza por la introducción de muchas tecnologías. Una de ellas es la tecnología relacionada con el Internet de las Cosas (IoT – Internet of Things).

Por tanto, es importante conocer cómo ejecutar proyectos de Internet de las Cosas (IoT), es decir, que claves o elementos se deben tomar en cuenta a la hora de ejecutar este tipo de proyectos.


¿Qué es el IoT?

Es una red que interconecta objetos físicos/dispositivos mediante el Internet, a través de la utilización de sistemas o aplicaciones embebidas en los dispositivos que permiten la conectividad.

Asimismo, estos sistemas o aplicaciones facilitan la programación de eventos de forma remota en los dispositivos.


¿Qué dispositivos podemos conectar a Internet?

Se puede conectar casi que cualquier objeto como por ejemplo:

  • Vehículos
  • Sememáforos
  • Objetos para uso personal:
    • Ropa (ropa inteligente)
    • Zapatos
    • Maletas robots
  • Dispositivos para el hogar como:
    • Timbres de casa
    • Electrodomésticos (cualquier electrodoméstico que tengamos en nuestro hogar)
    • Cepillos dentales
    • Puertas de garaje inteligentes
    • Cubos de basura inteligentes
  • Equipos electrónicos:
    • Smartphones
    • Cámaras digitales
    • Videoconsolas
    • Sistemas de audio
    • Termostatos
    • Sensores para distintas áreas como por ejemplo los sensores para jardines
    • Botones inteligentes que podrían accionar la compra automática de algún implemento
    • Reguladores de luz
  • Dispositivos relacionados con la salud y el deporte
  • Dispositivos que pueden monitorear el comportamiento de los perros
  • Casas y ciudades inteligentes
  • Maquinarias y equipos industriales

Por mencionar algunos objetos, entre los muchos que se pueden conectar al Internet de las Cosas. Por tanto, cualquier dispositivo se podrá conectar al Internet.


Estimaciones del aumento del uso del IoT

En la actualidad se estima que existen alrededor de 27.000 millones dispositivos conectados a Internet. Para el año 2030 la proyección es que 125 mil millones de objetos estarán conectados a este servicio.

Asimismo, para ese año se estima que 4.000 millones de personas estarán utilizando Internet en el mundo. Esto significa que se van a ejecutar miles y miles de proyectos de Internet de las Cosas (IoT).


Claves para Ejecutar Proyectos de Internet de las Cosas (IoT)

A continuación se muestran 8 claves para ejecutar proyecto de Internet de las Cosas (IoT) en empresas o industrias.

1. Alcance del proyecto

Se debe definir cómo va a ser la relación comercial entre los actores que participarán durante la ejecución del proyecto.

En primer lugar, se debe conocer si la relación comercial es Business to Business (B2B), es decir, de empresa a empresa o si es Business to Consumer (B2C) de empresa a cliente.

Relación B2B

En este caso se debe evaluar cuál es el tipo de servicio que va a estar incluido durante la implementación del proyecto.

Normalmente, los proyectos de Internet de las Cosas corresponden a la implementación de un servicio en un cliente donde se instalan dispositivos que estarán conectados a Internet.

En tal sentido, se debe determinar los tipos de servicios a implementar o si es simplemente una venta de dispositivos más una garantía.

En el caso que el alcance del proyecto contemple la implementación de servicios durante su ejecución, se debe determinar si se implementarán los servicios de operación y los procesos de mantenimiento.

Asimismo, se debe identificar si se contemplará el suministro de partes o insumos y si se incluyen procesos de soporte a los usuarios de los dispositivos.

También se debe determinar cómo será la relación con el cliente a nivel contractual y cómo será el Product Service Delivery (PSD) o la forma como se va a entregar el servicio.

Igualmente, se debe tomar en cuenta dentro de la definición del alcance del proyecto cuántos usuarios van a interactuar con los dispositivos que van a estar conectados a Internet y cómo será la relación que se va a tener con los mismos.

Relación B2C

En el caso de Business to Consumer, normalmente la relación comercial con el cliente es simplemente una venta más una garantía. No obstante, Pudieran existir otro tipo de proyectos donde la relación de la empresa con el cliente amerite la implementación de algún tipo de servicio.

Localidades

En la definición del alcance también se debe determinar en cuántas localidades se ejecutará el proyecto, así como en dónde operarán los dispositivos que van a estar conectados a Internet y si estas localidades están focalizadas en un área geográfica o si están distribuidas a lo largo de un país, en varios países o regiones.

2. Administración de los dispositivos conectados a IoT

Los dispositivos conectados a Internet proveerán información y datos acerca de su funcionamiento y la interacción o el comportamiento que los usuarios tienen con los mismos.

En tal sentido, pueden existir varias modalidades de operación, de acuerdo a quién realizará el monitoreo o administración de los dispositivos:

Relación directa del fabricante con el cliente

  • El fabricante del dispositivo es quien monitorea los dispositivos para obtener la información acerca de su funcionamiento y de la interacción que tienen los usuarios con estos.

Relación indirecta del fabricante con el cliente

  • Se realiza mediante canales o vendedores que prestan los servicios por el fabricante.
  • Los canales llevan a cabo la implementación de este los dispositivos en los clientes.
  • El canal o vendedores debe tener capacidad de respuesta y la capacitación necesaria para llevar a cabo la implementación, la administración de los dispositivos y la ejecución del proyecto.
  • El vendedor debe tener el conocimiento pleno de los productos y servicios, así como de todos sus componentes y de la forma como estos deben operar.

Administración directa de los dispositivos por parte del cliente

  • En este caso el cliente compra los dispositivos al fabricante y realiza la administración.
  • El cliente debe entender cómo es la operación de los dispositivos y cómo será la relación o interacción de los usuarios finales con los mismos.
  • Se debe tomar en cuenta cómo se va a realizar el soporte a los usuarios y apoyo que van a estar requiriendo.
  • También se debe considerar las capacitaciones que requiere el cliente para llevar a cabo la administración de los dispositivos de forma independiente.

3. Las estrategias del proyecto

Para definir las estrategias de ejecución del proyecto se debe identificar cuál es el impacto y el cambio que va a generar la utilización de los dispositivos en el cliente.

Se debe considerar dónde y cuántos dispositivos se van a implementar, su función o su funcionamiento, el uso que se les dará, así como el resultado que generará el proyecto, su magnitud, alcance y complejidad.

También como parte de las estrategias se debe establecer o definir un plan de instalación, el cual debe identificar todos los detalles de cómo se va a llevar a cabo implementación de los dispositivos en el cliente, considerando sus localidades y las premisas para llevar a cabo la instalación.

Asimismo, se deben identificar cuáles son los recursos que se requieren para la ejecución de la implementación y la operación de los dispositivos que formarán parte del alcance del proyecto.

Se debe identificar cuáles facilidades tiene que proporcionar el cliente para poder llevar a cabo tanto la implementación como la operación del servicio.

Igualmente, se requiere definir cuáles serán las estrategias de comunicación y de capacitación que se deben ejecutar para llevar a cabo un proyecto de esta naturaleza.

Las estrategias del proyecto son una clave fundamental para saber cómo ejecutar proyectos de Internet de las Cosas (IoT).

4. Monitoreo de los dispositivos

Los dispositivos conectados a Internet proveerán información acerca de su funcionamiento. Esta información generará data que se puede analizar y determinar el comportamiento y uso que le dan los usuarios a los mismos.

Para ello normalmente el fabricante de los dispositivos desarrolla o dispone de softwares de administración y monitoreo o un panel de administración que permite monitorear el uso que se les da a sus dispositivos conectados a Internet.

Los dispositivos cuentan con agentes de monitoreo como sensores y aplicaciones embebidas que se conectan con el sistema de monitoreo del fabricante y otros mecanismos para proveer la información en tiempo real.

Mediante esta información se pueden identificar las alarmas de fallas o errores que pudieran tener los dispositivos durante su operación. En algunos casos, dependiendo de la naturaleza o del tipo de dispositivo, si utilizan consumibles se puede determinar el agotamiento de los suministros.

Durante la implementación se debe determinar quién va a llevar a cabo las actividades de administración de los dispositivos a través de los softwares de monitoreo.

Asimismo, se debe establecer dónde se instalarán los sistemas de monitoreo, así como cuáles serán las configuraciones requeridas para que puedan ser utilizados en la operación y obtener la información en tiempo real de los dispositivos.

5. Generación de datos

Durante la ejecución de proyectos de Internet de las Cosas (IoT) se debe determinar qué tipos de datos o información se requiere del sistema de monitoreo, es decir, cuáles tipos de datos e información se va a utilizar durante la operación.

Se debe identificar si se requieren generar dashboards y reportes de datos, así como la frecuencia, el nivel de detalle y quiénes serán las personas que van a recibir la información.

La información que arroje el sistema de monitoreo permitirá realizar el análisis del comportamiento o cómo es la interacción de los usuarios o qué uso le están dando a los dispositivos.

Esto facilitará la identificación de oportunidades de mejora o ideas para el desarrollo de nuevos productos o servicios relacionados con los dispositivos.

6. Actualizaciones

La conexión a Internet de los dispositivos permite realizar la actualización de sus sistemas operativos y de las aplicaciones embebidas. Estas permitirán llevar a cabo las operaciones para las cuales fueron destinados.

Durante la ejecución de proyectos de Internet de las Cosas (IoT) se debe tener en cuenta cómo serán los mecanismos de actualización de los dispositivos y cuáles serán las actividades relacionadas con esta materia que se estarán ejecutando durante la implementación y luego en la operación.

7. Insumos o piezas

El monitoreo del comportamiento de los dispositivos o el uso que le den los usuarios puede permitir la activación de compras automáticas a través de la información que genera el dispositivo.

Supongamos que un dispositivo tiene un daño de una pieza o parte o que se le está agotando algún consumible, esta alerta podría identificarse a través del monitoreo que se realiza mediante el sistema y debido a su conexión a Internet. Las alertas pueden activar compras automáticas y las ventas de insumos o piezas por parte del fabricante pueden ser planificadas en función de estas.

Esto es posible debido al monitoreo permanente en tiempo real sobre el comportamiento de los dispositivos. Por tanto, los despachos de piezas, partes o insumos también podrían hacerse de forma planificada.

Durante la ejecución del proyecto se debe considerar proyecto cómo serán estos procesos durante la operación.

Asimismo, la información sobre la operación de los dispositivos le permite al fabricante integrarla con sus sistemas de CRM y de planificación de la producción. Por tanto se pueden fabricar insumos piezas o partes de forma planificada, pues se puede contar con integración de las alertas a sus procesos productivos.

8. Soporte

Durante la ejecución de proyectos de Internet de las Cosas (IoT) se debe determinar cómo se realizará la atención al cliente y cómo identificarán las incidencias o fallas. También se debe identificar cómo serán los procesos de resolución de estas.

Esto incluye analizar si estos procesos se llevarán a cabo de forma remota o cuáles serían los mecanismos a utilizar en el caso que se requiera una asistencia presencial.

Igualmente, se deben definir cuáles serán los niveles de servicios o SLAs. Los SLAs representan las condiciones que requerirá el cliente para considerarse satisfecho en la atención que le presta el proveedor del servicio.

También se deben establecer cuáles serán los mecanismos de garantías que deben incluirse para la prestación del servicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *