Tipos de Riesgos Empresariales

Existen muchos tipos de riesgos empresariales y los riesgos pueden ocasionar pérdidas inimaginables a las empresas.

Los riesgos son eventos que pueden afectar a un proyecto o a una empresa y sus efectos pueden incluso ocasionar pérdidas a las organizaciones.

Podcast Empresa, Estrategia y Proyectos

PODCAST

Escucha mi Podcast 🎙 Empresa, Estrategia y Proyectos

Tipos de Riesgos Empresariales

Las empresas pueden verse expuestas a muchos tipos de riesgos, como: 

  • Riesgos fortuitos: están relacionados con desastres naturales, incendios o inundaciones, que pueden causar daños a los activos de una empresa o paralizar sus actividades.
  • Riesgos inherentes: son riesgos internos y que guardan relación con las actividades a las cuales se dedica la empresa.
  • Riesgos de mercados: son aquellas situaciones que pueden afectar a las operaciones de la empresa.
  • Riesgo competitivo: se refiere a la posibilidad de una empresa de quedarse atrás de la competencia.
  • Riesgos financieros: ocurren cuando las fluctuaciones financieras pueden afectar negativamente a la empresa.
  • Riesgos tecnológicos: son ocasionados por un mal uso de la tecnología o por ausencia de mecanismos de ciberseguridad.
  • Riesgo reputacional: se presenta cuando ocurren daños que perjudican la percepción que tienen las personas sobre una empresa o una marca.
  • Riesgo legal: obedece a las legislaciones que pueden afectar los contratos mercantiles y financieros de una empresa.
  • Riesgo económico: ocurre por cambios dentro de la economía que conducen a pérdidas en las ventas, ingresos o beneficios.
  • Riesgo de cumplimiento: este está referido al cumplimiento de las leyes que regulan diferentes procesos. Independientemente, de la industria o sector de las empresas éstas están expuestas a riesgos de cumplimiento, como la seguridad y salud ocupacional o la protección ambiental, entre otros.
  • Riesgo de seguridad y fraude: está relacionado con las operaciones en línea para comprar productos o servicios o con datos de información personal que son compartidos con la empresa por parte de los clientes o potenciales clientes.
  • Riesgos estratégicos: son aquellos que afectan a la estrategia empresarial o a los objetivos estratégicos de una empresa.
  • Riesgos operativos: son factores internos y externos que afectan a los procesos de negocios de una empresa.

Nivel de Exposición al Riesgo

Los líderes empresariales deberían definir el Nivel de Exposición al Riesgo aceptable para lograr los objetivos empresariales.

El nivel de exposición se define mediante Umbrales de Riesgo medibles que reflejan el Apetito de Riesgo o la actitud de la organización en referencia a los riesgos.

El Apetito al Riesgo es el grado de incertidumbre que una organización está dispuesta a aceptar por una recompensa y el Umbral de Riesgo es una medida de variación aceptable en torno a un objetivo que representa o refleja ese apetito de riesgo.

Por ejemplo, el Apetito de Riesgo de una empresa puede ser que está dispuesta a perder mercado por lanzar un producto y el Umbral sería que está dispuesta a perder 20% de mercado para poder lanzar ese producto.

Ten en cuenta que en la naturaleza humana existen personas que son muy arriesgadas y otras que son muy conservadoras o que tienen aversión al riesgo.

En la clasificación de posiciones frente al riesgo se habla de tres categorías, las personas:

  • Aversas al riesgo.
  • Neutrales al riesgo.
  • Tomadoras de riesgos.

Se debe tener en cuenta que aun cuando un líder empresarial tenga un gran apetito por el riesgo, el negocio tiene una Tolerancia al Riesgo. Si el riesgo no es calculado y se materializa tendrá consecuencias.

Siguiendo con el ejemplo anterior, supongamos que con el 10% de pérdida del mercado ya la empresa estaría en criticidad financiera. En ese caso la estimación del umbral de riesgos no fue bien calculada.

Por lo tanto, se debe tener en cuenta cuál es la Tolerancia al Riesgo que tiene la empresa.

La Gestión de Riesgos una Buena Práctica

Independientemente, del tipo de empresa y del sector al cual ésta pertenezca es una buena práctica valorar los riesgos empresariales, ya que éstos pueden afectar los beneficios y la reputación de una organización.

Por lo tanto, las empresas deben establecer una estrategia de Gestión de Riesgos para garantizar que las operaciones puedan continuar, incluso si se materializa un riesgo.

Sea cual sea el cargo que tengas en tu empresa, seguro tu gestión puede verse impactada por algún tipo de riesgo empresarial.

Las empresas deben monitorear el entorno interno y el entorno externo para identificar riesgos, incluso identificar Riesgos Emergentes y crear un plan para minimizar los posibles daños.

Si quieres saber cómo identificar Riesgos Emergentes te invito a leer el artículo titulado qué son los Riesgos Emergentes y su impacto en las empresas y sus proyectos.

Oficina de Gestión de Riesgos

Se debe tener en cuenta que en las empresas debería existir una cultura de Gestión de Riesgos empresariales, para ello debería existir un Director de Riesgos o una Oficina de Gestión de Riesgos, dependiendo del tamaño de la empresa.

Esta unidad o esta persona debería implementar la cultura de riesgos en la organización. Asimismo, durante la ejecución de los proyectos empresariales, los gestores de proyectos deben determinar los riesgos a los cuales están expuestos sus proyectos.

Por su parte, la Oficina de Gestión de Proyectos (PMO) debe brindar las pautas para gestionar los riesgos de los proyectos de la empresa.

Reflexión

Como puedes ver existen muchos tipos de riesgos empresariales que las organizaciones se enfrentan regularmente, por lo que es imprescindible desarrollar planes de Gestión de Riesgos.

Algunas amenazas pueden ser difíciles de anticipar, pero las organizaciones deben implementar mecanismos que les permitan identificar y gestionar los riesgos, minimizando sus impactos.

En un mundo tan convulsionado el impacto de las nuevas tecnologías, el cambio climático, las situaciones mundiales, entre otros factores están obligando a las organizaciones emprender proyectos con mayores riesgos, algunos de los cuales son de reciente data o Riesgos Emergentes.

Igualmente, hay que tener en cuenta que estas situaciones también podrían generar oportunidades para innovar que se deben aprovechar.

Existe una tendencia en pensar que los riesgos son sólo negativos y que representan amenazas, pero los riesgos también pueden representar oportunidades que hay que aprovechar.

¿Cómo se evalúan los riesgos en tu empresa? ¿En tu organización tienen personas que se dedican a gestionar los riesgos empresariales?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *